El fin de las subvenciones en los móviles: ¿cómo me afecta?

¿Conoces a los Reyes Magos? Nosotros no tenemos el placer, pero sí sabemos que las operadoras NO lo son. Entonces, ¿aún te crees que te regalaron ese móvil? ¿De verdad crees que ganaste en tu negociación con ellos? Nadie regala nada, y las operadoras no son precisamente ONGs.

La pregunta que todo el mundo se hace hacía cuando cambiaba de operadora es ¿qué móvil me van a regalar? Y las preguntas más relevantes deberían ser: ¿cómo puedo ahorrar en la tarifa? ¿cuándo puedo cambiar de tarifa? ¿cuál es mi consumo? Pero no, el objetivo es sacarle a la operadora el móvil más caro posible, hacer el negocio de tu vida y que te den un móvil por la cara.

Pero cuando colgamos, la sonrisa mayor está al otro lado de la línea. Porque quien “regala” teléfonos, además de la permanencia, cobra unas tarifas significativamente más elevadas de lo necesario -para compensar también el gasto del móvil-. Así, la sonrisa al otro lado de la línea es debida a que alguien que podría gastar 20€ o menos al mes se ha comprometido a gastar 60€/mes, y durante 18 meses. Con el móvil que creemos nos han regalado, en realidad hemos pagado el nuestro y hasta el móvil de la vecina del 4º.

En general, en Wizzbill pensamos que los móviles subvencionados no son una buena opción, porque:

  • Van asociados a tarifas planas, las cuales ya hemos explicado en este blog que en la mayor parte de los casos son la peor tarifa posible (ver “La Tarifa Plana: ¿la peor de las tarifas móviles?”  y “La Tarifa Plana: ¿la peor de las tarifas móviles? (II)”). Además, las tarifas planas que nos ofrecen con el móvil que queremos suelen tener límites muy superiores al que nos convendría según nuestro consumo real.
  • Las operadoras cambian de tarifas a menudo, y la tendencia del mercado a futuro son tarifas más baratas por la creciente competencia, por los precios del mercado mayorista de interconexión (que por obligación de la CMT están bajando muy significativamente) y porque la UE ya ha tomado medidas para que las tarifas bajen en España, uno de los países más caros. Sin embargo, con la permancia que te mantiene encadenado a tu móvil, no puedes cambiar de tarifa u operador

La permanencia te mantiene encadenado a tu móvil

En este año, primero Movistar, y luego Vodafone y Yoigo, han dejado de subvencionar móviles. Sólo Orange, entre las grandes operadoras, sigue haciéndolo. Como consecuencia de lo anterior, podemos contratar tarifas mucho más baratas y, al no tener permanencia, podremos cambiar libremente cuando salgan tarifas nuevas o hayamos analizado que haya cambiado nuestro patrón de consumo.

Por lo tanto, nuestro consejo es contratar tarifas sin permanencia y luego comprar el móvil libre. Claro, ésto supone un desembolso fuerte, pero también hay opciones de financiación:

  • Ligadas al operador (como Vodafone, Movistar, Tuenti o Yoigo). Generalmente, no son una buena opción porque son más restrictivas que la permanencia original. Por lo tanto, tenemos los mismos inconvenientes que con la permanencia pero teniendo a la vez que pagar por el móvil.
  • Tiendas especializadas en móviles que nos venden móviles libres y financiados, como El Corte Inglés, la tienda online Movil21, y casi todas las grandes superficies y cadenas de electrónica, que ofrecen financiación en todos sus productos.

Lo bueno es que lo que parecía barato salía caro, y ahora, financiado o no, podemos optar por lo que pareciendo caro sale muy barato, porque nos desencadenamos del móvil, y tenemos la libertad de optar por las tarifas que mejor se adaptan a nuestro consumo, las más baratas, y que podremos cambiar cuando queramos.

One Comment

  1. Me parece una buena manera de explicar los contratos de telefonía movil para poder sacarlos un mejor partido.